Teléfonocómo llegar
blog

Los orígenes de las fosas sépticas

Los orígenes de las fosas sépticas

El trabajo de un buen pocero en Madrid a menudo tiene que ver con las fosas sépticas. Vale la pena saber un poco de dónde vienen esas instalaciones que tenemos en casa, saber cuál es su historia.

Todo se remonta al medievo, durante el cual las casas que había en Londres tenían unos pozos o fosas excavadas en el suelo de la misma vivienda. Cuando estaban llenas, llamaban a un chico estiércol para que las vaciaran. Como estaban mal construidas, las substancias tóxicas se filtraban a las casa vecinas, los sótanos y las bodegas.

En el siglo XVI surgió el hombre salitre, lo que hoy se denominaría pocero en Madrid, una profesión ya especializada y con licencia del Rey para sustraer los nitratos de los excrementos para fabricar pólvora.

En los castillos, lo que tenían era también un agujero en el suelo, pero estaba cubierto con una tapa de madera, que dio lugar a lo que hoy es una fosa. También estaba extendido el uso de orinales. Estos se usaban de noche, y cuando se hacía de día, abrían la ventana, gritaban ¡agua va! para avisar a quien pudiera estar pasando por allí y tiraban su contenido a la calle.

El origen de la fosa séptica moderna podemos encontrarlo en torno al 1860. Por aquel entonces, Jean-Louis Mourais realizó sus primeros trabajos en Francia, que nos llevarían a lo que conocemos hoy como fosa séptica. Su diseño era, básicamente, un prototipo que se construyó a partir de unos cilindros de hormigón y de arcilla.

Este ejemplar evolucionaría con el tiempo y se convertiría en los tanques que los domicilios tienen instalados actualmente, aunque distan bastante de ese primer modelo.

En C. Hijon, S.l. tratamos con todo tipo de fosas y realizamos su mantenimiento. No dudes en consultar lo que sea necesario con nosotros, sin compromiso.

haz clic para copiar mailmail copiado